Sara Aldrete: ¿Quién era la presunta asesina conocida como ‘La narcosatánica’?
Películas

Sara Aldrete: ¿Quién era la presunta asesina conocida como ‘La narcosatánica’?

Entre sus producciones en México, HBO Max anunció la salida de la serie documental titulada el narcosatanico a partir del caso de Sara María Aldrete Villarrealacusado de varios asesinatos en la década de 1980 relacionados con rituales satánicos y magia negra como parte de «Los narcosatánicos».

Esta serie dirigida por Pat Martinez con la producción de Ximena Urrutia y Roberto Garza, se estrenará el próximo 13 de julio de 2023 en el catálogo de HBO Max. Pero antes de verlo, aquí queremos contarte un poco sobre ¿Quién es Sara María Aldrete, quien estuvo involucrada en la supuesta secta, cómo los encontraron? y más.

Sara Aldrete: ¿Quién era la presunta asesina conocida como ‘La narcosatánica’?
Promocional de ‘La narcosatánica’ / Foto: HBO Max

¿Quién es Sara María Aldrete Villarreal?

Sara María Aldrete Villareal nació en la ciudad fronteriza de Matamoros en Tamaulipas en 1964. Vivió parte de su vida escolar en los Estados Unidos, específicamente en el estado de Texas y donde obtuvo una residencia para estudiar en la universidad.

En los 80s, Sara Aldrete estudió Educación Física en Texas Southmost College en Brownsvilley según varios testimonios, era una mujer amable y trabajadora, además de ser una «estudiante modelo».

Sin embargo, en 1989, se reveló la supuesta doble vida de sara aldretequien por un lado era estudiante, y por otro formó parte de un grupo delictivo relacionado con el narcotráfico y otras actividades delictivas como el secuestro y el homicidio.

Retrato de Sara Maria Aldrete conocido como "el narcosatanico"
Retrato de Sara María Aldrete conocida como «La narcosatánica» / Foto: Getty Images

los narcosatanicos

Este grupo, al que decían pertenecer Aldrete, pasó a ser conocido como «Los narcosatánicos». Las investigaciones revelaron que «Los narcosatánicos» no sólo drogas de contrabando a través de la frontera entre Estados Unidos y Méxicopero también personas secuestradas para torturarlas y sacrificarlas en rituales satánicos (con el objetivo de proteger a sus miembros para que continúen con sus actividades delictivas).

Adolfo de Jesús Constanzo se identificó como el líder de «Los narcosatánicos». Era un estadounidense de ascendencia cubana nacido en Miami pero criado en Puerto Rico, conocido como «El Padrino» (como también se les conoce a los santeros) y «El Padrino de Matamoros». Practicaba el Palo Mayombe.

Adolfo, según algunos informes, Trabajó para el Cártel del Golfo comandado por Juan García Abrego. Fundó un grupo sanguinario que, como decíamos, trasladaba marihuana de México a Estados Unidos, pero a través de su grupo hacía sacrificios humanos como ofrendas a crear brebajes que sirvieron como protección para figuras influyentes en la política, el crimen y el entretenimiento.

Un pájaro en una olla como forma de sacrificio en Rancho Santa Elena de "los narcosatanicos"
Un pájaro en una olla como forma de sacrificio en la Estancia Santa Elena de «Los narcosatánicos» / Foto: Getty Images

Se sabe que Adolfo y Sara se conocieron en Matamoros, y unos años más tarde se convirtió en miembro del grupo. Así llamaban a Sara Aldrete con varios apodos como «La madrina», «La bruja», «La sacerdotisa», «La concubina del diablo», «El devorador» y los mas populares «La narcosatánica» (con información de El libro rojo de la Administración de Justicia de la Corte Superior de Justicia de la Ciudad de México).

Según el testimonio de algunos miembros del grupo, los primeros en ser detenidos, Sara Aldrete estaba a cargo de diversas actividades que iban desde reclutar nuevos seguidores hasta “cocinar” las partes de los cuerpos para realizar el trabajo.

También se dijo que Aldrete fue amante de Adolfo (pero esto siempre se ha negadoinsistiendo en que solo eran amigos).

Una olla con sangre, palos, partes animales y humanas de "los narcosatanicos"
Una olla con sangre, palos, partes de animales y humanos de «Los narcosatánicos» / Foto: Getty Images

La desaparición de Mark Kilroy

En marzo de 1989, Mark Kilroy, un joven de 21 años de la Universidad de Texas, comenzó sus vacaciones de primavera junto con algunos de sus amigos que también son estudiantes universitarios. Primero se quedaron en un condado de Texas antes de cruzar a pie la frontera entre Estados Unidos y México.

Llegaron a la ciudad de Matamoros donde visitaron algunos bares de la calle Álvaro Obregón. Entre el 13 y 14 de marzo de 1989, cuando regresaban, a pie, para cruzar la frontera y regresar a Estados Unidos, Marca Kilroy se separó del grupo, señalaron sus amigos, para ir al baño. Pero nunca volvió.

Durante el mes de su desaparición, surgieron varios rumores y actualizaciones sobre su posible paradero, pero nada parecido a lo que realmente sucedió: Fue secuestrado, torturado y asesinado por «Los narcosatánicos».

Casi un mes después, a mediados de abril, se encontró el cuerpo de Mark Kilroy en Rancho Santa Elena. El New York Times informó que Encontraron los cuerpos de más de 10 víctimas.y que las condiciones eran terribles: cuerpos mutilados, órganos humanos y signos de rituales.

Los padres de Mark Kilroy
Los padres de Mark Kilroy / Foto: Getty Images

¿Cómo cayeron los narcosatánicos?

A pesar de la presión del North Country para encontrar a Mark Kilroy, fue una circunstancia ajena a su búsqueda que ayudó a encontrar su cuerpoel lugar donde se cometieron los delitos y el paradero de los integrantes de “Los narcosatánicos”.

La policía estaba en medio de una operación antidrogas. fue así Registraron el auto de David Serna Valdez, uno de los integrantes de ‘Los narcosatánicos’y del cual se informó que Encontraron droga y un arma. Algunos medios mencionan la existencia de una olla que tenía sangre y restos humanos, pero la información no es oficial.

Fue así como se conoció, oficialmente, sobre «Los narcosatánicos», los crímenes que cometieron y el lugar donde sucedió todo: el Rancho Santa Elenapropiedad de la familia de Elio Hernández Rivera, también integrante del grupo criminal.

Sergio Martínez, miembro de "los narcosatanicos"cavando una fosa en el rancho Matamoros
Sergio Martínez, integrante de «Los narcosatánicos», cavando una fosa en el rancho Matamoros / Foto: Getty Images

había prisa por encontrar al resto de responsables, especialmente a Adolfo y Sara Aldrete, identificados como autores intelectuales del asesinato de Mark Kilroy y del resto de las víctimas. ¿La razón? La brutalidad de los crímenes.

En algunos informes se lee que el cuerpo de Kilroy no tenía piernas, le faltaba la columna y le habían extirpado el cerebro. Las autoridades de Estados Unidos determinaron que los dos últimos elementos se utilizaron para crear un brebaje que hacía «invencibles» a los satanistas (que también incluía partes de animales como pájaros, cabras o tortugas).

Una de las tumbas del Rancho Santa Elena de "los narcosatanicos"
Una de las fosas en el Rancho Santa Elena de «Los narcosatánicos» / Foto: Getty Images

La detención de Sara Aldrete en la Ciudad de México

El 6 de mayo de 1989 un operativo llegó a un departamento en Cuauhtémoc donde se escondían. Alfonso, Sara Aldrete y otros integrantes de «Los narcosatánicos».

Autoridades y delincuentes se enfrentaron durante más de 45 minutos. Y según el New York Times, Adolfo ordenó su propia muerte al pedirle a uno de sus «ahijados» que lo matara a tiros (para evitar ir a la cárcel). Sara Aldrete logró salir con vida y fue detenida junto a otros dos acompañantes.

Uno de ellos escapó, otro murió y ella recibió una pena de 60 años que se redujo a 50 cuando también se acortaron los cargos en su contra. Sala Aldrete siempre sostuvo que era inocente y una víctima más de Adolfo, pero las autoridades la condenaron.

Sara Aldrete en la presentación de su libro
Sara Aldrete en la presentación de su libro / Foto: Captura de pantalla del video AP

El caso de ‘Los narcosatánicos’ se convirtió en el centro de la película pérdida de Durango por Alex de la Iglesia con Rosie Pérez y Javier Bardem desde 1997. Y su vida en prisión influyó en la creación del guión de la serie capadocia de 2008 Sobre una prisión de mujeres.

Durante su estancia en la cárcel, escribió el libro me llaman estupefacientes para contar su versión de los hechos, reclamar su inocencia, y también denunciar la tortura y la violencia sexual que pasó por las autoridades para hacerlo confesar.

Ahora lo veremos y escucharemos de nuevo en la serie. el narcosatanico de HBOMax. ¿Cuánto han cambiado las cosas?

Artículos Relacionados

‘La Sociedad de la Nieve’: La verdad sobre el video del esquiador que encontró el avión “abandonado”

Editor

El episodio de ‘The Office’ dirigido por JJ Abrams: ¿Por qué es diferente al resto?

Editor

Patrick Stewart responde si volverá al MCU

Editor
Cargando....