Crítica de "Matria", Álvaro Gago y la historia de una mujer que busca sobrevivir
Críticas de Películas

Crítica de "Matria", Álvaro Gago y la historia de una mujer que busca sobrevivir

martes 28 de marzo de 2023

A veces olvidamos lo que sucede fuera de nuestras vidas. Y es importante recordar a través de historias reales, humanas y, sobre todo, comunes. Porque Ramona no es una isla en el océano, sino una de las muchas mujeres que viven en un país diverso y desigual. Matria reconoce el trabajo de todas aquellas mujeres que viven y trabajan por su familia, desde el amanecer hasta el atardecer, para sobrevivir y mantener a sus seres queridos.

Álvaro Gago, director de la película, quiso rendir homenaje a la mujer que cuidó a su abuelo en sus últimos años de vida. Esta mujer, Francisca Iglesias, tiene un pequeño papel como tabernera en la película, pero se convirtió en un pilar fundamental para el cineasta con el tiempo. El proceso comenzó con el cortometraje del mismo nombre y ahora su primer largometraje, que continúa mostrando la dura realidad de muchas mujeres gallegas y de todo el país, es una realidad.

El alter ego de Francisca en la pantalla es María Vázquez, una actriz viguesa destacada por su papel de reparto tanto en películas como en series. Ahora, Matria representa una gran oportunidad para ella, el trabajo que puede hacer o deshacer su carrera. Y sin duda, María Vázquez ha aprovechado al máximo esta oportunidad. Galardonada con el premio a la Mejor Actriz en la edición de este año del Festival de Málaga, ha dejado de ser una intérprete invisible para poner su nombre y apellido en mayúsculas. Su trabajo es impresionante, como si Ramona hubiera tomado el control de María y ella estuviera viviendo su realidad como propia. La angustia se transmite en toda la película: el desencanto laboral, la rabia contenida que te aprieta y te convierte en una persona «difícil», el drama familiar y personal. Es espectacular.

Matria no carece de nada y nuestra sociedad, en el siglo XXI, todavía permite la explotación laboral, la violencia de género y la falta de reconocimiento del trabajo de estas mujeres. Santi Prego interpreta al compañero de la protagonista, un típico machista borracho que vive a costa de las mujeres. Y lo peor es que el espectador lo experimenta como un perfil familiar, uno que existe y siempre existirá. Porque así como nos confunde y nos indigna, Matria también se siente cercana y no sorprendente. Es una de esas realidades que se sabe que existe, pero uno espera que nunca le toque.

Uno de los grandes títulos del cine español de este año. Auténtico drama social que, por desgracia, es demasiado real.
 

Artículos Relacionados

Crítica de "Imagen Final" o la impunidad de las imágenes

Editor

Cannes 2023/Estrenos online: Reseña de “100 años de Warner Bros. – Episodios 1/2”, de Leslie Iwerks (HBO y Max)

Editor

Crítica de “Miedo profundo”, un tiburón tan cerca y a la vez tan lejos

Editor
Cargando....