Critica de "Monster", un tropiezo llamado Kore-Eda
Críticas de Películas

Critica de "Monster", un tropiezo llamado Kore-Eda

jueves 18 de mayo de 2023

La trama gira en torno a dos personajes principales, ambos niños de diez a doce años, uno criado por una joven viuda y el otro con una estrecha relación con su padre. El conflicto surge cuando el padre de uno de ellos lo menosprecia, refiriéndose a él como «cabeza de puerco». La amistad entre los niños se basa en esta especie de maldición y se complica aún más cuando los demás alumnos de su colegio comienzan a maltratar al niño. Además, se añade el misterio sobre quién es el joven responsable de un incendio en el centro de la ciudad.

A medida que avanza la historia, la trama se vuelve confusa y fragmentada, lo cual sugiere que Kore-Eda se adhiere demasiado al guion preexistente. Estos artificios narrativos están fuertemente ligados a una escritura pretenciosa, lo que dificulta la comprensión y la conexión con la historia. Solo al final se obtiene una respuesta parcial a los enigmas planteados.

El talento reconocido de Kore-Eda para explorar la intimidad y profundidad de la vida de los jóvenes, sus familias y universos diversos, se ve desperdiciado en esta película. En lugar de una exploración clara y significativa, nos encontramos con una búsqueda confusa y desordenada.

A pesar de estas deficiencias, la película presenta momentos intensos desde una perspectiva social y critica de manera pertinente a la sociedad japonesa y sus mecanismos de educación. Se muestra cómo los maestros temen ser juzgados por los directivos de las escuelas, la prensa sensacionalista y los poderosos. Se subraya la tendencia a culpar automáticamente a los maestros cuando una madre acusa de maltrato a su hijo, sin considerar la posibilidad de que el niño esté mintiendo.

Estos elementos sociales proporcionan algunos de los momentos más destacados de la película, pero lamentablemente se ven eclipsados por la falta de claridad en la trama y la pérdida de enfoque del director en el mundo interior de los jóvenes en la pubertad.

Un aspecto destacable ocurre cuando una maestra muestra al alumno que busca constantemente la presencia de su padre ausente y fallecido la importancia de la música como una forma de escapar de sus pesadillas. Este momento resalta el talento innato de Kore-Eda para explorar la complejidad emocional de los personajes jóvenes. Es una lástima que el director se haya desviado del camino y no haya logrado plasmar su genialidad en su totalidad en esta ocasión.

Artículos Relacionados

Crítica a Marlowe: Falta chispa en Los Ángeles

Editor

Estrenos online: Reseña de «Being Mary Tyler Moore» de James Adolphus (HBO Max)

Editor

Crítica de “La monja 2”, el universo de “El conjuro” se amplía con un nuevo género cinematográfico

Editor
Cargando....